16 oct. 2014

10 cosas que hacer en Lisboa


La capital portuguesa enamora y atrapa tanto a quienes la conocen por primera vez como a quienes la visitan siempre que tienen un fin de semana libre. La ciudad de las Siete Colinas es un museo viviente que ha sabido conjugar tradición y modernidad para ofrecer al turista la mejor experiencia de su vida. Entre las muchas atracciones turísticas de la ciudad no te debes perder:


1.- Subir al Castillo de San Jorge y pasear por sus murallas sintiendo como se para el tiempo y retrocedes al Medievo portugués, mientras contemplas la vista panorámica de la ciudad del Tajo.

2.- Visitar el Monasterio de San Jerónimo, considerado Patrimonio de la Humanidad, e introducirte en un mundo de paz y serenidad en medio del bullicio urbano, al tiempo que haces una visita a la cercana iglesia, lugar de reposo de grandes figuras lusas como el poeta Fernando Pessoa o el navegante Vasco de Gama.

3.- Entrar en la Torre de Belém, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, supone viajar a una época en la que la defensa de la ciudad era lo principal. Contemplar el Tajo desde una de sus dieciséis ventanas y visitar los fosos y agujeros por los que arrojaban a los prisioneros son dos imprescindibles de esta visita a la Torre.



4.- Ir de shopping en zonas como la Avenida de Roma, donde encontrarás multitud de tiendas de ropa y accesorios, o la Avenida da Liberdade, zona en la que se concentran los comercios de lujo. Además, esta última es una buena zona donde buscar alojamiento. Si reservas online, páginas como venere.com pueden ayudarte a encontrar una buena solución de acuerdo a tus gustos y necesidades.

5.- Tomar un café acompañado de un delicioso pastel en la Pastelería Versalles, situada en la Avenida de la República, mientras respiras el aire bohemio de un lugar que fue uno de los espacios de encuentro de la intelectualidad lusa de finales del siglo XIX y principios del XX.

6.- Tomar una copa en el Barrio Alto, uno de los barrios más populares y animados de toda la ciudad. Sus laberínticas calles y callejuelas muestran las diferentes etapas históricas de Lisboa, comenzando por la arquitectura más antigua anterior al terremoto de 1755 hasta los burgueses palacios y palacetes de los siglos XIX y XX.



7.- Visitar el Museo Nacional de Arqueología, que custodia la mayor colección arqueológica del país con piezas que van desde la Prehistoria hasta la Edad Media. En la página oficial de facebook encontraréis más info sobre horarios, exposiciones y precios.

8.- Los amantes de los carruajes no deben perderse el Museo Nacional de los Coches, una impresionante colección de carruajes de los siglos XVII, XVIII y XIX entre los que destacan uno del rey Felipe III de España y tres carrozas barrocas del Papa Clemente XI.

9.- Pasear por la Plaza del Mercado, antiguo centro comercial y puerta de entrada a la ciudad, entre sus edificios porticados y parar cinco minutos para contemplar el Tajo desde el lado sur.

10.- Visitar el actual barrio de los pescadores, antiguo espacio en el que se asentaron los árabes durante su dominio de la Península Ibérica, lleno de calles y callejones que aún conservan el trazado urbano árabe.



Muy pronto empezaré a contaros mis vacaciones en Lisboa y alrededores. Lo que queda claro después de este post, es que Lisboa ofrece muchas cosas que hacer durante una escapada a la ciudad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...