20 mar. 2014

Redescubriendo Dublín


Hace unos fines de semana crucé el charco para ir a Dublín. Irlanda es un país lleno de leyendas y mitos que me encanta. Ya lo conocía de cuando estuve allí casi un mes hace unos 6 años. Ya os he escrito previamente sobre Irlanda (anteriores aquí), por lo que este no va a ser un post de los habituales.

Samuel Beckett Bridge

De mi estancia en Dublín tengo muchos recuerdos, algunos de los "malos" como todos los que pasan en los viajes, en el momento en que se viven no son tan graciosos o divertidos, pero se convierten en historias o batallitas que contar en el futuro.

Ha'ppeny bridge, su nombre se debe a que costa medio penique cruzar el puente.

Cuando comento a mis amistades que he dormido en la calle con cartones y plásticos no me creen. Pues sí, pasó. Teníamos que coger una amiga y yo un autobús a las 6 de la mañana hacia Irlanda del Norte y nuestro magnífico plan era salir de fiesta e ir a dormir a la estación de autobuses de Dublín hasta esa hora. Tontas nosotras que no nos fijamos o buscamos su horario, porque a esas horas estaba cerrada. 

Era agosto, pero hacía mucho frío por la noche y no íbamos demasiado abrigadas. No encontramos ningún soportal o zona de bancos  para echarnos después de dar varias vueltas por la zona y decidimos pasar esas horas al lado de la puerta de la estación esperando. 

El frío del cemento se nos metía en los huesos así que nos tocó coger unos cartones grandes que estaban apoyados en un cubo de la basura para tumbarnos sobre ellos y nos tapamos con unos chubasqueros de plástico que llevábamos por si acaso nos llovía (sí, esos cutres de colores que venden doblados en mil pliegues para los turistas). Además, utilizamos la mochila que llevábamos como almohada. 

Qué queréis que os diga, después de aquello comprendo por qué utilizan cartones y plásticos para dormir en la calle, algo abrigan y a falta de mantas y calefacción... Pero quiero quedar claro que ni es lo más cómodo ni se lo recomiendo a nadie. 

Trinity College Library

Otra de las situaciones que viví fue la vez que me quedé encerrada en un autobús durante una hora, la cual el conductor aprovechó para tomarse un descanso en un pub. Nos habíamos equivocado de sentido al coger el bus. Nos pusimos a hablar mi amiga y yo, y nos enteramos de ello cuando nos dimos cuenta que el bus tardaba en arrancar en esa parada, miramos por la ventaba y vimos al conductor meterse en el bar de lejos. A nuestro favor he de decir que el bus iba bastante vacío y desde casi cuando nos montamos íbamos solas en la segunda planta. El conductor a la vuelta nos miraba intentando contenerse la risa. 

Sphere within Sphere, Trinity College

Hay muchas más historias en mi memoria. En cada viaje siempre me ocurren situaciones inverosímiles o de película, aquellas que no pensarías nunca que te fueran a suceder. Muchas veces he oído lo de "si lo que no te pase a tí...". 

¿A vosotros os han ocurrido este tipo de situaciones en vuestros viajes?.

O'Connell Bridge

Río Liffey

Con Molly Malone, la famosa tendera de día y prostituta de noche

The Spire

 Y con la canción que todo visitante de Dublín debe haber oído me despido:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...