1 oct. 2012

Una vez más, de vuelta a Valladolid


Después de todo un verano en Santander, me tocó regresar a Valladolid. Cambié el paisaje verde y azul por los colores amarillos y marrones de la meseta. Me dió mucha pena regresar porque significó el final del verano: empezar un curso nuevo y también, otra vez de vuelta al paro (a engrosar un poco más la interminable lista).

Comillas, Santillana del Mar, Castro-Urdiales, la Península de la Magdalena,... son algunos de los lugares que  he podido visitar teniendo la base en Santander. Esta vez, he tenido la suerte que al vivir aquí durante unos meses me ha salido más barato viajar a estos destinos, pero las otras veces estuve en una casa rural. 

De allí me traigo nuevas amistades, recuerdos de aventuras y anécdotas vividas y algo de moreno en mi piel (ya casi lo he perdido... ). Por la cercanía  a mi ciudad, sé que volveré muchas veces más. Para terminar, como curiosidad, los cántabros no tienen un acento regional muy marcado, lo remedian para caracterizarse usando mucho el -uco y el -uca  y expresiones populares como murria (tristeza), jumera (borrachera) o atropar (reunir). Por lo que, si decides hacerles una visita ya puedes utilizar estas palabrejas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...