28 may. 2014

Diario de Budapest día 3 (II): Hospital en la Roca - Búnker nuclear


Uno de los lugares que tenía muchas ganas de visitar de Budapest (yo lo pondría entre los 3 primeros de mi ranking de Budapest, debido a que las buenas críticas en internet fueron ciertas) es el "hospital in the rock-nuclear bunker museum" o museo hospital en la ronca-bunker militar. Algo claustrofobico, pero impresionante.

Entrada al museo

El lugar es una reproducción muy fiel (tanto que asusta) del hospital de urgencias que hubo allí durante la Segunda guerra mundial y de un búnker nuclear de la Guerra Fría, ambos dentro del laberinto de túneles subterráneos con casi 10km de longitud en Buda que han permanecido secretos hasta que se convirtió en museo en el 2008. Estuvo bajo la supervisión del Hospital de San Juan y formado por más de 40 médicos en turnos rotatorios con dicho hospital y varias decenas de enfermeras voluntarias de la Cruz Roja.


Tanto el hospital cómo el búnker contiguo están increíblemente recreados con muñecos de cera (basados en personas reales que trabajaron allí), aparatos y útiles médicos de la época, que como personal sanitario me quedé alucinada, por una parte, por lo bien que estaba diseñado el centro para estar distribuido entre los km de estrechos túneles y cuevas (¡tenía hasta sala de radiología!), y por otra, porque no faltaba detalle: instrumental quirúrgico, esterilizador, frascos de medicamentos reales, objetos para diagnosticar...

Sala de radiología

Durante la visita guiada, nos cuentan toda su historia y anécdotas que ocurrieron allí. Nos resaltaron la batalla que libraron el personal médico y militar para controlar las infecciones y epidemias debido al gran hacinamiento de personas. Tuvieron que acoger a más de 600 heridos cuando estaba diseñado para 300 y se vieron obligados a colocarlos hasta por los pasillos.
.
No sólo ocurrieron hechos tristes, también tuvo lugar algún nacimiento y cuando lo abrieron al público uno de los bebes, hoy ya convertido en una mujer adulta, volvió a visitar el centro médico (tienen una colección de fotos de personajes que vivieron en estos pasadizos).


Para los que les guste las historias de guerra, al mostrarnos el refugio nuclear anti-bombardeos nos contaron sus protocolos y nos dejaron tocar la sirena que suena de forma diferente dependiendo de lo que quisieran comunicar. La visita es tan completa que enseñan hasta su sala de máquinas, hoy en día aún en funcionamiento, que controla elementos muy importantes como la humedad, el agua y la luz.

La visitada guiada sólo es en húngaro y en inglés. Lo recomiendo, me encantó y merece la pena pagar la entrada que es algo cara. Podéis ademas comprar objetos originales de la época como mascarillas antiguas, jeringuillas de la Segunda guerra mundial (indudablemente yo me hice con alguna cosa... jeje). Es una pena que no permitan ni fotografías ni vídeos



Más información del museo en su página web:  aquí.

Además de todo lo que os he mostrado podéis visitar:

- El bastión de los pescadores: espectacular y con las mejores vistas de Budapest. Lástima que las fotos que hice no salieron muy bien...
- El balneario Gellert: el del anuncio de Danone.
- El museo nacional de Hungría.
- Memento Park: a 20 minutos de Budapest, un cementerio de estatuas comunistas.
- Cementerio Kerepesi, con mausoleos y tumbas de personajes y héroes nacionales como Lajos Kossuth.

Bastión de los pescadores

Me faltaron muchos sitios que visitar, por lo que algún día volveré para ver lo que me falta. ;)

Más en Miladytrip:

Pre-navidad en Budapest, día 1
Diario de Budapest día 2 (I): Parlamento y Danubio
Diario de Budapest día 2 (II)
Diario de Budapest día 3 (I): Mercado Central y Gran Sinagoga

2 COMMENTS:

Anónimo dijo...

Qué curioso!! la cantidad de lugares como este sitio quw estarán ocultos todavía... Muy interesante!!

Milady Trip dijo...

El lugar me sorprendió para bien. Ojalá se vayan descubriendo al público lo que esconden o escondieron los gobiernos!!
Saludos!!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...